Hola, el yoga se extiende como una mancha de aceite (en este caso, un aceite limpio y saludable). Gimnasios, centros  sociales y de mayores, escuelas de yoga, incluso colegios y universidades, caso de la Universidad Autónoma de Madrid, y cada vez más, empresas en las que los trabajadores pueden aprender cómo afrontar y vencer el temido “estrés”. Una sala, un mínimo equipamiento, ropa cómoda e interés son los únicos requisitos para comenzar a transitar por la senda del “bien estar“.

Más info sobre nuestras clases de Yoga para empresas.

https://youtu.be/pxP1Fkh7TIw?list=PL0QhkhIsWJNmy8dH2DsZSxJMPTh9HZJgf